Por qué un neumático más ancho se agarra menos en una superficie mojada

¿Por qué un neumático más ancho se agarra menos en una superficie mojada?

El mayor inconveniente que provoca circular con una rueda ancha sobre un suelo mojado es que se reduce la presión por centímetro cuadrado de la misma sobre la carretera, por tanto, disminuye su adherencia.

¿Qué pasa si pongo unos neumáticos más anchos?

El agua que se halla en el centro del neumático necesita más tiempo de evacuación, con lo que el riesgo de sufrir aquaplaning es mayor con una cubierta más ancha que con una estrecha.

Si nuestro coche calza unos neumáticos mayores que los recomendados por la marca y la acumulación de agua sobre el asfalto es considerable, la velocidad media debe reducirse un 35% aproximadamente.

Por tanto, si se escogen unos neumáticos más anchos de los indicados por el fabricante del automóvil, aumentará ligeramente la adherencia en seco, pero empeorará en mojado.

Además, sólo podrás instalar las medidas que vengan especificadas en la ficha técnica del vehículo. De lo contrario, no pasará la ITV y Tráfico podrá denunciarte por no llevar una medida homologada para tu vehículo.